DO Alella

Consell Regulador DO Alella

Adreça: Masia Museu Can Magarola Av. Sant Mateu, 2

08328 Alella

Telèfon: 935 559 153

E-mail: doalella@doalella.org

Web: http://doalella.com/

Es la DO más pequeña de Catalunya y la más próxima a Barcelona.  Tiene un suelo típico, el sauló, que da características especiales a sus vinos: tiene un drenaje muy bueno que hace que las raíces de la cepa sean muy profundas y les aporta mineralidad.

Sus vinos más conocidos son los blancos elaborados con la variedad autóctona Pasa Blanca, la adaptación local del xarel·lo.

La DO Alella es la más pequeña de Catalunya, con una superficie de viña de solo 223 hectáreas sometidas a la presión urbanística de la vecina Barcelona. Los vinos de Alella han sido, desde la Edad Media, los preferidos de los barceloneses y más tarde se convirtieron en uno de los vinos de calidad más exportados desde Catalunya a todo el mundo, especialmente en las entonces llamadas "Colonias de Ultramar", donde había una numerosa población de catalanes.

Si bien inicialmente las viñas esataban en la zona que queda entre la Cordillera Litoral y el Mediterráneo, actualmente también hay viña en la vertiente interior, y llega hasta algunas poblaciones del Vallès Oriental. Después de las recientes ampliaciones, consta de treinta municipios que se reparten entre las comarcas del Maresme, el Vallès Oriental y el Barcelonès: Alella, Arenys de Mar, Arenys de Munt, Argentona, Badalona, Cabrera de Mar, Cabrils, Calella, el Masnou, Granollers, la Roca del Vallès, Llinars del Vallès, Martorelles, Mataró, Montornès del Vallès, Montgat, Òrrius, Premià de Dalt, Premià de Mar, Santa Maria de Martorelles, Sant Cebrià de Vallalta, Sant Fost de Campsentelles, Sant Iscle de Vallalta, Sant Pol de Mar, Teià, Tiana, Vallromanes, Vilanova del Vallès, Vilassar de Dalt y Vilassar de Mar.

 

En 1998 se privatizó la histórica Cooperativa de Alella, aceptando la oferta que mejor garantizaba la continuidad de la mítica marca "Marfil", así como la compra de uva a los antiguos cooperativistas. Con el tiempo, los hechos han hecho desaparecer las dudas sobre el futuro de la DO que planteaba la presión inmobiliaria, el principal rival para el vino en el lugar, con la aparición de nuevas bodegas y la ampliación del territorio de la DO y la plantación de nuevas viñas.


 

La Pasa Blanca, la uva de Alella

La variedad de uva que más se identifica con los vinos de la DO Alella es la Pasa Blanca, propia del lugar. A pesar de que genéticamente sea la misma variedad que el xarel·lo del Penedès, las condiciones locales de luz —por el hecho de estar en gran parte plantado en pendientes orientadas a levante—, el tipo de suelo, el sauló, que con su buen drenaje impide que el mosto se agüe con las primeras lluvias de otoño, y el clima local muy templado por la influencia del mar, hacen que la producción media por cepa sea muy baja. Esto propicia la elaboración de vinos de una gran riqueza aromática, con notas de almendras verdes, y con mucho cuerpo y estructura, que determinan vinos intensos y con una personalidad muy marcada.
 

El tipo de vino característico del lugar había sido en el pasado el blanco semiseco, que ha perdido protagonismo ante el blanco seco y los tintos. Últimamente, además de la tradicional pasa blanca, se van recuperando otras variedades de uva casi desaparecidas, como las negras Mataró (monestrell) y garnatxa, así como las blancas picapoll y garnatxa blanca.